martes, 28 de julio de 2009

Aojador.



Soy especialista en hacer daño. Especialista en romper corazones. Especialista en destrozar almas. Especialista en corromper cuerpos.
Luego me da lástima deshacerme de los pedazos.

4 comentarios:

petitapetitesa dijo...

Eso es mejor que ser especialista en que te hagan daño, en que te rompan el corazón, en que te destrocen el alma, en que te corrompan el cuerpo…

Luego es muy difícil encontrar los pedazos…..y si lo haces, casi siempre falta alguno…..

Alicia M. Chicano dijo...

Zarck, no sé cómo clickar para seguir tu blog, no me aparece. Tanto si lo tienes suprimido como si se puede, dímelo, me gustaría seguirte cada vez que actualices. Me encantan ambos blogs. Un saludo.

flauteta dijo...

Directo, conciso, certero.
Siempre me he preguntado dónde van a parar los cachitos. Quizás si los dones alguien se pueda beneficiar de algún tranplante.

Pasaba por aqui.
Besos.

jimena dijo...

Sí, y ahí se quedan, incluso a veces más de lo que quisiéramos... Son tan pequeños, pero quedan tan clavados... En fin, qué mal todo jaja